La práctica analítica es en soledad, pero esto de ningún modo es equivalente a una práctica solitaria.

Por eso nos resulta importante multiplicar espacios donde hacer lazo, partiendo de los obstáculos como modo de relanzar el deseo que nos habita en tanto analistas.

De este modo es que, además de talleres clínicos, ateneos, diálogos abiertos y supervisiones grupales, hemos constituido las Jornadas Clínicas Anuales, donde miembros de Nota Azul e invitados de otras instituciones puedan escribir y presentar materiales clínicos, causados por una temática que, en general, nos ha ocupado durante el año en todas las actividades institucionales.

Obstáculos, interrogantes y hacer pasar algo de nuestra clínica, son los protagonistas de un intercambio y discusión que tienen como marco una escucha que aloja e interviene para propiciar.